+34 657 63 59 99 info@bluscus.es

El patrimonio industrial es un tema que perseguimos desde hace tiempo. Solemos visitar conserveras, cetáreas, carpinterías de Ribera y otros negocios tradicionales ligados al mar y a los productos económicos que de él se extraen.

Conocíamos el trabajo de Manuel Lara y nos preguntábamos cómo había sido su particular travesía para llegar a liderar la Asociación Buxa y comenzar su andaina para preservar el patrimonio industrial gallego.

Esta entrevista germinó durante la travesía que realizamos por la ría de Vigo con Logidigal y en la que Manuel actuó como guía destacando los principales lugares de industrialización histórica.

Patrimonio industrial Museo del Mar
Museo del Mar de Galicia, situado en un antiguo emplazamiento industrial

 

¿Por qué nace la asociación Buxa?

La respuesta es bien sencilla, ¡porque no existía! Corría el año 2008 y Miguel Ángel Álvarez Areces, (vicepresidente del comité internacional del patrimonio industrial) se puso en contacto con nosotros porque querían hacer un congreso en Galicia. Pensamos que lo lógico era contactar con la asociación. La buscamos y ¡nos encontramos con que no había!… y la creamos.

Se creó como asociación sin ánimo de lucro y empezamos a trabajar. El congreso se hizo en febrero de 2009 en Ferrol.

Como los medios eran escasos, pensamos en aprovecharnos de las tecnologías actuales: Internet es nuestro medio principal. A través de la web vamos catalogando elementos del patrimonio mediante fichas en formato electrónico.

Otra de las actividades que hacemos, cuando se nos invita y podemos, es la de acudir a convocatorias de rutas para un mejor conocimiento, como fue el caso de Bluscus y su ruta marítima.

En este y otros trabajos nos gusta identificar el contexto y los porqués. Por ejemplo, la ensenada de San Simón creció industrialmente desde que llegó la línea del ferrocarril, que complementaba el transporte marítimo hasta Vigo. A veces los historiadores hablan de la empresa en general, pero no hay respuesta a ¿porqué habrán puesto eso ahí?

Como veis la charla con Manuel tiene muchos vértices y una sencilla pregunta da para mucho. La entrevista marcha muy bien, y se irá transformando en un completo intercambio de opiniones.

Patrimonio industrial en Punta Balea
Antiguas industrias en punta balea

 

¿Quién la integra la asociación? ¿Ingenieros industriales?

Nuestros socios se dividen en tres niveles oficiales: socios individuales, que pagan una cuota de 52 euros al año (un euro a la semana) y asociaciones o empresas que tengan interés, con varias opciones una cuota de 365 y otra cuota de 1200 euros al año.

En la tipología de personas adscritas hay de todo: Arquitectos, historiadores, médicos, realmente cualquiera que tenga curiosidad por esa parte de la historia, que realmente no ha sido muy tratada y poco a poco va calando. La pretensión es contrapesar a los grandes historiadores y difundir. Toda persona que tenga curiosidad será bienvenida. Manuel nos pone un ejemplo de esa curiosidad: ¿porqué hay una estructura rara encima de las rocas mar en La Guardia? Pues se debe saber que es porque ahí se criaba Langosta. Tratamos de difundir conocimientos que se van perdiendo de una manera sencilla y directa.

¿Cómo se trabaja en equipo?  ¿Cuál es el proceso para crear una ficha de un elemento patrimonial?

Se trata de un trabajo colaborativo, como nuestros medios son tan limitados nos apoyamos en la gente. Me acuerdo ahora de una mujer que nos habló de las minas de wolframio que había en la aldea de su familia. Nosotros en la vida las hubiéramos encontrado, una vez nos dio las referencias, se identificó el lugar y vimos que ya existían desde el 1700.

En este punto comentamos las sinergias con la actividad de Logidigal:

Con LOGIDIGAL hubo una reunión en la autoridad portuaria para darle contenidos extra a la actividad del puerto. Ahí nos conocimos una serie de personas, y de entidades, en consecuencia y surgió colaboración con Alberto Martínez Pintos que coordina la actividad de Logidigal desde su puesto en Aimen. Hubo una coincidencia de intereses y se empezaron a organizar los viajes por la ría.

La ilusión nuestra es formar personas que actúen en este ámbito y se vayan ampliando iniciativas en otras rías, y en tierra también, con rutas guiadas. De hecho estamos pensando en Santiago como un punto interesante para realizarlas, puesto que su antigua actividad industrial es desconocida y en tiempos fue el centro de los curtidos, llegando a haber más de 20 empresas de este sector. Datos como este son desconocidos para el gran público.

En este punto comentamos las sinergias con la actividad de Logidigal:

Con LOGIDIGAL hubo una reunión en la autoridad portuaria para darle contenidos extra a la actividad del puerto. Ahí nos conocimos una serie de personas, y de entidades, en consecuencia y surgió colaboración con Alberto Martínez Pintos que coordina la actividad de Logidigal desde su puesto en Aimen. Hubo una coincidencia de intereses y se empezaron a organizar los viajes por la ría.

La ilusión nuestra es formar personas que actúen en este ámbito y se vayan ampliando iniciativas en otras rías, y en tierra también, con rutas guiadas. De hecho estamos pensando en Santiago como un punto interesante para realizarlas, puesto que su antigua actividad industrial es desconocida y en tiempos fue el centro de los curtidos, llegando a haber más de 20 empresas de este sector. Datos como este son desconocidos para el gran público.

 

patrimonio industrial
Logidigal, Bluscus y Buxa, juntos.

 

Buxa convoca un premio de investigación, explícanos más: ¿Cómo se participa?

Año 2014 en la junta se comentó la posibilidad de incentivar el trabajo de jóvenes investigadores, gente que descubriese nuevas cosas. Para ello nos pareció buena opción darles un premio por el trabajo realizado.

Se creó para el año 2015, que coincidía que se celebraba el año internacional de la ciencia y la técnica.

El premio es bianual, entendemos que un trabajo de este calibre necesita su tiempo y dejamos un año para preparación y presentación y al año siguiente se falla y se prepara la publicación.

Por tanto estáis a tiempo de presentar vuestro trabajo para optar al premio de investigación 2017- 2018.

El trabajo del último premio está ya publicado con el título ‘As Canteiras de Moaña e outras xeiras’ y se puede adquirir en editorial Ézaro.

Patrimonio industrial en Moaña
Antiguo emplazamiento de las canteras de O Cocho, en Moaña

 

También tenemos curiosidad por saber más de ti, Manuel, ¿Cómo un ingeniero y consultor de energía y medioambiente se mete a historiador del patrimonio industrial?

Primero una curiosidad personal y luego con la creación de la asociación. La curiosidad comenzó en 1997, cuando volando de Santiago a Colombia me leí el famoso libro de Carmona sobre el atraso industrial de Galicia. Y ese libro me descubrió cosas que desconocía y a partir de ahí empecé a interesarme más.

¿Cómo os movéis por toda Galicia?

Tenemos gente que desde su localización nos informa sobre nuevos hallazgos, luego nosotros siempre que nos es posible nos gusta ir al sitio,  tener una visión y tratar de transmitirla adecuadamente.

Es un trabajo voluntario, lo comentamos y organizamos entre nosotros y nos apoyamos en otras asociaciones y webs, como Galicia pueblo a pueblo. Otras webs interesantes pueden ser el Blog de José Chas: Memoria industrial o la rede galega do patrimonio.

Por comentaros alguna anécdota, para movernos en busca del patrimonio industrial son mejores los meses de otoño e invierno, pues aunque los días sean más cortos la caída de la hoja hace que la vegetación no tape nuestras búsquedas, a veces queremos hacer alguna foto y con los árboles es casi imposible.

Patrimonio industrial san simón

La asociación tiene dos libros, uno tuyo sobre la industrialización en la ensenada de San Simón, y el que recoge el trabajo ganador del premio de investigación de 2015. ¿Disponeis de más publicaciones?

Existe un tercero sobre las tejeras en Ferrol, se titula  Tierra y fuego en la ría del Ferrol.

Todos están en la misma editorial. Tenemos un acuerdo de colaboración con Ézaro.

Como tenemos pocos medios tiramos de amigos que nos facilitan las cosas y nos hacen una rebajita… Los libros están muy bien editados y la propia editorial participó en el nacimiento de la asociación, por lo que nos cuidan mucho.

¿Cómo nos recomiendas acercarnos al patrimonio industrial que tengamos cerca?

Desde lo más sencillo que es el periódico, pues a veces trae alguna noticia relacionada. A través de la página de Buxa, y en este caso recomiendo utilizar el mapa, hacer zoom y buscar las localizaciones identificadas en la zona de cada uno.

Si alguien quiere enviar una localización nueva, lo mejor es que nos envíen un correo a través del formulario de contacto de la misma página.

Tenemos curiosidad por cómo actúa la gente, ¿Qué se suele preguntar en tus visitas guiadas?

Hay de todo, desde comentarios del tipo de que se acuerdan de que en tal sitio trabajó su madre y recuerdan ir de pequeñas, hasta gente que te pregunta por libros para profundizar en ciertos temas. Algunas personas aportan retroalimentación hacia nosotros indicando otras localizaciones similares en otras zonas.

¿Con qué proyecto de la asociación te sientes más identificado?

Nuestra ilusión sería contratar algún becario para ayudarnos a elaborar más información, pero de los proyectos en curso el que más me gusta es el de las rutas, sobre todo por mar. Me cuesta ser el guía porque soy tímido, pero al mismo tiempo disfruto mucho de la travesía.

¿Cuáles son los siguientes proyectos de la asociación?

Tenemos varias cosas pendientes una es elaborar la ficha de cordelerías de Meira, otra es trabajar sobre los viveros costeros o cetáreas. Ahora ya son todas terrestes, no quedan marinas, pero en un momento de la historia no era así y queremos reflejarlo. También ampliar nuestro trabajo sobre las pequeñas fábricas de electricidad de la cuenca del Eume y que supusieron el arranque de la electrificación de Galicia.

Nos despedimos con la sensación de que con Manuel se pueden hablar horas y horas sobre Galicia y su patrimonio industrial. Cualquier excusa es buena para que te cuente ejemplos y anécdotas sobre sus viajes en busca de antiguos lugares. Auténticos contenedores del trabajo popular y de la transformación del producto gallego primario.

Leave a Reply