+34 657 63 59 99 Horario de verano: De lunes a sábado 10.00 a 14.00 y 16.00 a 19.00 info@bluscus.es
+34 657 63 59 99 Horario de verano: De lunes a sábado 10.00 a 14.00 y 16.00 a 19.00 info@bluscus.es
sardinas gallegas

El pescado es un producto históricamente conocido por digestivo, nutritivo y saludable. El pescado fresco que podemos obtener en las Rías Gallegas nos permite cuidar la línea gracias a su alto contenido proteico y su bajo contenido calórico. La dieta Atlántica nos ofrece una solución para este 2016 lleno de voluntad para darle una oportunidad a nuestra salud. Las rías gallegas, dieta atlántica.

Hace unos días, me paré a pensar en esas palabras que dije el día 31 de diciembre de 2015: “Después de esta cena me pongo a dieta” y es que ya estamos a mediados de enero de 2016 y sigo con esa pesadez de estómago causa de esas pedazo comilonas navideñas que me he metido entre pecho y espalda.

Y es que si hoy estoy aquí escribiéndoos es porque todavía no ha resultado efectiva mi sentencia, pero me quiero poner manos a la obra y os quiero hacer partícipes de ello. Esto de publicarlo como que me hace más consciente. Me gustaría que os solidarizaseis y que empezaseis esta aventura conmigo.

Con la ilusión definitiva de ponerme a dieta un año más, me he puesto a indagar sobre las múltiples y eficaces dietas milagro, cada cual más bizarra; finalmente me doy por convencida: Paso y voy a por la dieta del pescado.

He llegado a la conclusión de que cada uno tiene que adaptar su comida a lo que tiene cerca, no hay ninguna dieta mejor o peor, con tal de que haya un equilibrio de nutrientes. Y es que al fin y al cabo éso es todo, moléculas que hacen que se mueva tu cuerpo. Se trata de calidad más que cantidad.

Y como gallega de costa que soy, de Pontevedra de Toda la Vida, me dispongo a someterme a la dieta del pescado.

Os preguntaréis en qué consiste esta súper dieta “made in Galicia” : Básicamente, en comer pescado lo máximo posible reduciendo la carne. Decir que el beber agua en abundancia y hacer deporte con regularidad no se obvia, como tampoco lo hace el comer filloas, sí, aunque el Carnaval o el Entroido, como se llama aquí en Galicia esté a la vuelta de la esquina. Habrá que resistirse.

Los motivos por los cuales he tomado esta decisión son varios, empezando porque para mí lo más importante es la facilidad de tener el producto fresco: del océano Atlántico, o aún mejor, de las Rías Gallegas, a mi plato. Considero que el valor de un alimento es mayor cuanto más se aproxima a su estado natural.

berberechos al vapor
Fotografía de Javier Lastras

Por supuesto otros de los motivos son los múltiples beneficios que tiene consumir pescado con regularidad: pues constituyen una fuente importante de proteínas, minerales, vitaminas y ácidos grasos esenciales para el organismo, como el famosísimo y “must have” de toda dieta que se precie: el Omega 3.

El pescado es top líder como continente de Omega 3: un elemento maravilloso que reduce la presión arterial y evita la obstrucción de los vasos sanguíneos. La reducción del colesterol es una de sus misiones.

También contienen las vitaminas A, D, E, yodo, flúor y mucho fósforo. Todo esto, además de hacernos ahorrar en suplementos vitamínicos, nos ayuda a mejorar la circulación y a tener un sistema inmunitario de hierro para hacer barcos.

Además el pescado es beneficioso para el cerebro en todas sus etapas, en mujeres embarazadas, potencia el desarrollo de la materia gris del bebé, estimula el desarrollo de la inteligencia o disminuye el riesgo de sufrir demencia, entre sus beneficios.

Este producto sacia gracias a su alta cantidad de proteínas y su bajo número de calorías. Si lo cocinamos a la plancha, al vapor, al horno, cocido o en papillote, no le sumaremos calorías y no renunciaremos a un gran sabor a costa gallega.

Os presento mi pescado estrella para comenzar a ponernos a plan:

La sardina, uno de los pescados más beneficiosos para cuidar la línea.

La sardina se presenta habitualmente en nuestros mercados como producto fresco, entero o en filetes “mariposa” frescos.

La comercialización de la sardina tiene gran importancia y 
tradición en la costa gallega, dónde las llamamos 
“xoubas» cuando son pequeñitas.

Se capturan principalmente con arte de cerco y a veces, se captura con artes de arrastre y con el arte de enmalle denominado sardinal.

Contiene ácidos grasos insaturados, lo que hace que se trate de una herramienta perfecta para regular el colesterol. Su espina es fuente importantísima de calcio, sí, ¡la espina se come!

Si os sentís motivados para seguirme el ritmo, no dudéis en haceros una escapadita a mi tierra, para comprobar los beneficios del maravilloso pescado gallego, donde incluso podréis animaros a participar en la pesca o el marisqueo, sí, sí, vosotros mismos. ¡Qué mejor manera de controlar las calorías que recogerlas con vuestras manos!

Vale, es posible que estéis lejos de aquí y entiendo que las vacaciones no son infinitas, pero si os da un ataque de morriña siempre podéis ir a vuestra pescadería de confianza y pedirle que os acerquen Galicia a vuestra mesa, o en caso de emergencia, unas latas de sardina en conserva están fenomenal. Eso sí, escurridles el aceite, no estropeéis la dieta sopeteando con pan la salsa.

Como último apunte, me gustaría contaros que durante mi búsqueda de la dieta perfecta para este 2016, me encontré con la Dieta Atlántica, algo muy similar a lo que estoy suscrita, aquí os dejo un breve vídeo de lo que propone:

En esta dieta se recomienda también un consumo muy elevado de pescados (de mar y de río) y mariscos (moluscos y crustáceos) que constituyen la gran reserva actual natural del Atlántico, donde se encuentran las Rías Gallegas. Se recomienda el consumo de pescado y marisco de tres a cuatro veces a la semana en las diferentes etapas de la vida.

Si alguien se anima a empezar esta dieta le sugiero que entre en la página web de la fundación Dieta Atlántica.

Aquí podréis echar un ojo a los productos de temporada, ahora entre ellos está el berberecho, que podemos encontrar en Cambados y después degustar acompañado de un buen vino albariño.

Esta dieta es sencilla y se basa en la lógica de consumir productos locales de temporada, frescos y mínimamente procesados, lo que no quiere decir que un producto fresco o en conserva no se incluya.

Los cereales de grano entero son muy apreciados en esta dieta, así como todo lo vegetal y lácteos, sobre todo el queso, como el delicioso queso de tetilla o de San Simón, tan buenos para acompañar otro de los productos de temporada: el membrillo.

Esta dieta hace especial hincapié en el Omega 3, del que os hablaba y es que a pesar de que es sabido de todos que mantiene nuestros corazones latiendo a ritmo de muñeira, sólo el 40% de personas consume la cantidad recomendada.

Me despido amantes del mar en todas sus versiones, nos vemos en algún restaurante gallego y que no os pille comiendo solo carne.

Fotografía portada de Javier Lastras

Sobre el autor

"Globetrotter made in Rías Baixas, con varias experiencias internacionales a mis espaldas y veinticuatro veinticuatros de julio. Estudié para ser politóloga para saciar mis ansias de curiosidad, pues en esta ciencia lo analizamos todo. Salto de Bueu a otras orillas buscando experiencias que me hagan desarrollarme como persona, con la comunicación y la vida digital como máximas. Creo que entiendo el mar y todo lo relativo a él es algo que debo por naturaleza y quiero aprovechar la oportunidad que me da Bluscus de unir esto con mi pasión por compartir con todos vosotros mis aprendizajes y motivaciones relativas al mar.
4 Responses
  1. Teresa Fondevila

    Excelente embajadora de uno de nuestros productos «estrella». Entretenido, ilustrativo y ameno y al menos yo me sumo a tu sana, sabrosa y equilibrada dieta

Leave a Reply

× ¿Cómo puedo ayudarte?