También llamado el “Monte Sagrado” o el “Olimpo Celta”, el Monte Pindo es una maravilla de la naturaleza situada entre los municipios de Cee, Dumbría, Carnota y Mazaricos y las Rías de Corcubión, Muros y Noia. Con 627 metros de altura este macizo de granito es parte, junto a la Playa de Carnota, del espacio natural Carnota-Monte Pindo, un Lugar de Importancia Comunitaria incluido en la Red Natura 2000. Las impresionantes vistas de toda la Costa da Morte y la experiencia entre naturaleza, rocas, montaña y mar, hacen de este lugar un destino fascinante para descubrir.

Además de su belleza y particular relieve, el Monte Pindo es conocido por la multitud de historias y leyendas que giran alrededor de él desde hace siglos. Ligadas al pueblo celta, mouras, etc. os contamos algunas de las leyendas más importantes relacionadas con este monte. ¿Estáis preparados?

Las piedras del Monte Pindo

Monte Pindo
Piedras en forma de druida- Foto de @ondasderuido

Cuenta la leyenda que la disposición de las piedras del monte, en vertical y con formas que recuerdan a personas, son en realidad los espíritus de los druidas y héroes celtas que para permanecer toda la eternidad en este mágico monte tomaron forma de piedra, de ahí el nombre de Olimpo Celta por el que es conocida esta mole granítica. En todo este conjunto de piedras llama la atención una, la que más sobresale y a la cual se ha bautizado como druida. Dicen al colocarte frente a ella y hacer una pregunta aparecerá en la mente una respuesta a lo que se estaba preguntando.

Agua Bendita

Cazuelas Monte Pindo
Cazuelas Monte Pindo

Otra de las leyendas que aparecen en torno al Monte Pindo está relacionada con su agua. En A Moa (el punto más alto del monte) aparecen varias pías (o cazuelas) fruto de la descomposición química del granito en las cuáles se acumula el agua debido a su profundidad. Según la leyenda después de una gran tormenta el agua que se queda depositada en estas pías está bendecida por los dioses y tiene propiedades mágicas. Si se recoge agua de siete pías distintas las propiedades de esta son aún más fuertes y para que esto funcione se debe recoger el agua con las manos y de rodillas mirando al oeste. Otras historias cuentan que en este misterioso lugar se hacían rituales celtas y que los matrimonios estériles acudían a la cumbre del Monte Pindo para tener descendencia.

A Cova da casa da Xoana

En este mismo monte se encuentra una cueva de acceso complicado llamada “Cova da Casa da Xoana” o “reverte demos”. A pesar de situarse en una de las rutas más desconocidas del Monte Pindo, la vinculación de esta cueva con mitos y leyendas es tan interesante como misteriosa y por tanto merece la pena visitarla.

Cuenta la leyenda que hace muchos siglos las meigas hacían aquelarres durante la noche de San Juan y que al finalizar estas brujas gallegas se montaban en sus escobas para recorrer este maravilloso paraje volando sobre ellas.

Pero además de esta existen también otras leyendas alrededor de la Cova da casa da Xoana, en este caso con espíritus y mouras como protagonistas. Según estas historias mitológicas, a esta recóndita cueva acudían multitud de lugareños para buscar remedios que les quitaran maldiciones como “los aires de espíritus” que por allí vagaban. Por otro lado se cree que además de espíritus las mouras habitaban entre las rocas y desde allí intentaban enamorar y persuadir a alguna de las personas que pasaban por allí.

La Reina Lupa

Monte Pindo Rocas gigantes
Piedras con forma de gigantes- Foto de Santi Llecha

Otras leyendas cuentan que las piedras con forma de gigantes que se encuentran llegando a la cima del Monte Pindo son en realidad unos guerreros que defendían hace algunos siglos a la Reina Lupa, una reina que controlaba los montes situados en las regiones de Finis Terrae, considerado el fin del mundo en esa época, donde ella habitaba.

Aparte de la belleza natural del Monte Pindo, alrededor de él se puede disfrutar también de municipios y lugares con un encanto excepcional.

En Dumbría se sitúa Ézaro, una pequeña localidad pesquera en la que se encuentra la única cascada de Europa que desemboca en el mar.

Muy cerca encontraréis pueblos marineros como Carnota, Corcubión, Fisterra o Muros, en los que contemplaréis vistas y paisajes increíbles y degustaréis lo mejor de la gastronomía gallega mientras conocéis de primera mano pueblos con gran historia a sus espaldas. Y por si fuera poco, en vuestra visita a esta mágica zona podréis bañaros en las aguas de la playa de Caldebarcos, la más extensa de Galicia.

Si os gustan los mitos, leyendas, tradiciones y los paisajes de ensueño, no perdáis la oportunidad de visitar el Monte Pindo y alrededores, una experiencia inolvidable que os atrapará y os hará volver una y mil veces.

*Foto de portada de @ondasderuido con Licencia Creative Commons 

2 Responses

Leave a Reply

Booking.com

Reserva tu alojamiento en Galicia

Booking.com