+34 986 07 30 47 info@bluscus.es
Ruta de la conserva Cambados

Recuerdo cuando era pequeña que en la casa de mis bisabuelos se organizaban para ir a trabajar al campo o a los pinares, y familiares y vecinos acudían a echar una mano. A medio día, ayudaba a mi abuela a llevar una cesta repleta de comida: mucha Estrella Galicia bien fría, barras de pan y latas de sardinillas y mejillones – conservas gallegas, por supuesto-. Lo que ahora llamamos picnic, pero con mucho trabajo en la espalda.

Hasta hace unos años las latas de conserva se consideraban un apaño para picar algo a la hora de comer o cenar. Pero la constante evolución del mercado ha conseguido que las conservas se hayan posicionado como un alimento saludable, rápido y fácil de preparar.

fabrica-conservera

Os aconsejo leer el post sobre la industria conservera que han escrito mis compañeros. Pero aquí hablamos de comida, y hoy vamos a hablar de las que para mí son las mejores conservas gallegas.

  1. CONSERVAS LOS PEPERETES, Vilagarcía de Arousa. Situada en Carril, es una empresa de carácter familiar que cuida muchísimo su producto. Desde la selección al tratamiento que se le aplica al producto, todo pasa por las manos de esta familia que apuesta por un producto 100% artesanal y de altísima calidad. Entre todas sus magníficas recetas, destaco la lata de almejas de Carril al ajillo y los berberechos de Carril. Tienen tienda on-line y es posible visitarla, así que no dudéis en llamar para ver este grandioso proceso de producción.
  1. FRISCOS, Catoira. Dos familias decidieron unirse para formar esta exitosa conservera. Empezaron con una fábrica en A Pobra do Caramiñal para finalmente trasladarse a Catoira. Setenta años y cuatro generaciones han conseguido situarlos donde están ahora, en lo más alto del mundo de las conservas. Sin duda destacamos los mejillones en escabeche, que se recogen en las bateas de las rías gallegas, producto 100% gallego. No poseen tienda on-line pero podéis encontrarlos en la mayoría de las superficies. Un dato interesante es que tienen tres marcas: Friscos, Dorna y Coloso.
  1. RAMÓN FRANCO, A Pobra do Caramiñal. La filosofía slow food invade su marca. Son referencia en cultivo; ya que tienen sus propias bateas, envasado; ya que sus trabajadores los hacen todo con sus manos, y distribución de su producto estrella, el mejillón. Llegaron a lanzar un producto en el que la lata guardaba un mejillón, un único bivalvo, carnoso y con un sabor auténtico. El hecho de que apuesten por la producción moderada y las recetas tradicionales, es un “must”. Es posible visitar la fábrica en momentos puntuales, así que os recomiendo hablar con ellos primero. En la tienda on-line encontraréis todos sus productos a un precio ideal.
  1. CONSERVAS LA PUREZA, Cariño. En las rías altas se encuentra esta explotación, que desde el año 1924 está en activo. Los procedimientos artesanales se siguen al dedillo para elaborar un producto realmente distinguido. Para mí, lo más son las anchoas en aceite de oliva, la ventresca en aceite de oliva y el bonito en aceite de oliva. Tiene un packaging como “el de antes” y es posible comprarlo todo en el punto de venta que tienen en Cariño o en su tienda on-line.
  1. FRINSA, Santa Uxía de Ribeira. Es uno de los mayores fabricantes de conservas de Galicia. Posee dos marcas: Frinsa y Ribeira. Un dato muy interesante es que ha abierto varias tiendas de delicatesen en España bajo la marca La Conservera lo que les aporta diversificación. No dejéis de probar las zamburiñas en salsa de vieira y los mejillones en escabeche. Una pena que no sea visitable la fábrica, pero siempre podéis acercaros a la tienda que tienen en Ribeira para llevaros un buen producto a casa.
  1. CONSERVAS ROMA, Vilanova de Arousa. Más conocidas como A Churrusquiña, llevan desde el año 1957 elaborando conserva artesanal de pescados y mariscos. También se dedicaban a la salazón de pescado, que en la época de apertura era algo muy demandado. Aquí prima el trabajo manufacturado, las tecnologías se utilizan para lo justo. Me encanta el envasado tan característico. Y lo que más me gusta es lo que hay en el interior! Sin duda las sardinillas en aceite de oliva o con picante están de vicio. Las encontraréis en la mayoría de superficies pero no dejéis de visitar la fábrica, eso si, previa llamada telefónica.
  1. CONSERVAS CERDEIMAR, Camariñas. Fue en 1884 cuando nació esta gran conservera. Aunque al principio se dedicaba a la salazón, la conserva acabó implantándose en la fábrica, y en estos momentos también ofertan platos preparados a base de pescado y marisco. Sus dos marcas estrella son 1884, una línea que podríamos denominar Premium, y Boya. Destacan los patés de marisco, paté de bonito y los preparados para pasta, con un toque muy italiano. Una conserva incomparable y que ha sabido diferenciarse totalmente. Es posible comprarlo todo en su tienda on-line.
  1. MAR DE ARDORA, Ortigueira. 100% gallego, 100% artesano y 100% sostenible. Es el mensaje que nos transmiten desde su página web estos jóvenes emprendedores. En su tienda on-line encontraréis una amplia gama de algas que podréis utilizar para cocinar como más gustéis! Una producción local y artesanal hacen que este producto sea tan único que es imposible resistirse a degustarlas. Mi preferida es el alga percebe. Deliciosa!
  1. PAY-PAY, Santa Uxía de Ribeira. Bajo la firma Conservas Cerqueira, podemos encontrar la marca Pay-Pay, Buenos días y Ramona. Por ahora sólo he probado las primeras y sólo puedo decir: que placer para mi paladar! Dos fábricas, una en Vigo y otra en Ribeira, y más de 100 años a sus espaldas, han conseguido que esta sea una de las marcas más prestigiosas. No dudéis en probar los mejillones y las zamburiñas, están de vicio. No disponen de tienda on-line pero no encontraréis problema para adquirirlas en vuestro supermercado de confianza.
  1. ESCURÍS, A Pobra do Caramiñal. Luís Escurís Batalla es una de las marcas más conocidas. El gran sabor de sus conservas, elaboradas a mano, proviene del mejor pescado y marisco de las rías gallegas. Es posible conocer el proceso de fabricación en momentos muy puntuales, por lo que no dejéis de llamar para saber si es visitable. Aunque ahora pertenece al grupo Jealsa Rianxeira, no ha perdido su identidad. Os recomiendo encarecidamente los mejillones, las navajas y las zamburiñas. No olvidéis pasaros por su tienda on-line, acertaréis seguro!

Cómo veis hay variedad y sobre todo calidad. Animaros a preparar una cena de conservas gallegas para vuestros amigos: seréis auténticos chefs que nadan entre lo tradicional y lo transformador. Es hora de probarlas todas!

Desde Bluscus organizamos una ruta de la conserva en las Rías Altas para que averigues como llegan a tu mesa estas maravillas. No dudes en acompañarnos en este viaje a la tradición, ¡te esperamos!

ruta-conserva-rias-baixas

About the author

Crecí en Aguiño (Ribeira), un pequeño pueblo pesquero, en el que tenemos “percebes coma puños”. Las bondades del mar y del mundo que lo rodea, me han hecho ver que “a terriña” tiene mucho que ofrecernos, por esto me especialicé en el sector turístico. Siento la necesidad de dar a conocer nuestra cultura gallega, este estilo de vida atlántico, que nos hacer ser así: arraigados, familiares y generosos. Creo que nuestra naturaleza oceánica se refleja en nuestra gastronomía, por lo que este rincón pretende ser un acercamiento a nuestra identidad a través de la cocina. Me declaro fan de las empanadas (con cualquier relleno, en la mesa, todo vale), del albariño en “cunca” y de cualquier fiesta en la que haya pulpeira, o sea, todas. Compartiré experiencias gastronómicas para haceros llegar el sabor del mar. Si algo tenemos todos en común es el comer y el beber.
4 Responses
    1. Lidia Álvarez

      ¡No dudes en visitarnos! En Bluscus tenemos una ruta conservera que te va a encantar. Te esperamos

Leave a Reply