+34 657 63 59 99 info@bluscus.es

Como sabéis, Bluscus, al igual que Galicia, se caracteriza por su relación con el mar. Y en este sentido, queremos descubriros (y descubrirnos) toda la historia y cultura que este encierra. Es por ello que seguimos de estreno. Y si la semana pasada inaugurábamos una nueva serie sobre las Denominaciones de Galicia, hoy iniciamos otra sobre los Oficios marineros.

En esta serie quisiéramos considerar estos oficios a un nivel cultural, a un nivel etnológico si cabe. Pues han sido, son y serán una parte crucial de la historia que ha devenido en la Galicia que conocemos hoy día y de la que nos sentimos tan orgullosos. Es por ello que consideramos la palabra oficio como un sinónimo de artesanía. Dado que las cualidades y talentos de la gente del mar (tanto la que embarca como la que se queda en tierra) son dignos de los mejores artistas.

Estas capacidades no se han desarrollado precisamente con poco esfuerzo. Pues a lo largo del tiempo estos oficios marineros eran (y son) el sustento de una gran parte de la población gallega de costa, que contra viento y marea peleaban por sacar su familia adelante. Cuando no existían los avances técnicos ni las condiciones de trabajo de hoy día, comunes eran las jornadas de 18 horas, o que las niñas y niños trabajaran junto a sus padres desde muy pequeños sin oportunidad de ir a la escuela. Algunos materiales naturales utilizados eran más propensos a sufrir roturas, lo que multiplicaba el trabajo de reparación. Y la misma construcción de las embarcaciones se realizaba de forma artesanal con métodos y técnicas hoy casi olvidadas.

Redeira Cambados Oficios marineros
Redeira trabajando las redes en Cambados

El respeto al mar es una constante en la vida gallega y una característica compartida en todos estos oficios marineros. Pues además de fuente de vida y trabajo, también es un elemento peligroso al que no se le debe dar la espalda. Merecedor de toda prudencia, uno nunca se puede confiar cuando se trabaja, como en el caso del percebe, entre los embates de las olas contra las rocas. Ya que de la misma manera que el mar ofrece, también reclama, y muchas han sido las vidas reclamadas a lo largo del tiempo por este ente a veces caprichoso.

Marisqueo a flote en Noia

A pesar de los pesares, la pasión marinera no se ha perdido con el paso del tiempo. Y en base a eso, se continúa recuperando la historia de algunos de los oficios marineros que ya han desaparecido. Ejemplos como la historia ballenera de Galicia, que data desde la Edad del Hierro hasta finales del siglo XX con el cierre de las últimas empresas dedicadas a los grandes cetáceos. O la industria conservera, todavía muy presente en nuestros días, pero que sin haber desaparecido mantiene una de las historias más desconocidas e interesantes de la industria costera galaica.

marisqueo Oficios marineros
Jornada de marisqueo

Redeiras, mariscadoras, cordoeiros, percebeiros, arghaseiras, bateeiros, carpinteiros y cómo no, pescadoras y pescadores, son algunos de los oficios del mar de los que os hablaremos en esta serie. Siempre desde la más sincera admiración hacia estas personas que, durante siglos, han convertido el nombre de nuestra tierra en un sinónimo de mar.

2 Responses

Leave a Reply